Senderos costeros cantabria

Bordeamos el seto del camping y giramos hacia la izquierda cruzando una pequeña finca particular. Buscando en los cruces la opción izquierda llegamos a un punto desde el que se tiene una bonita vista de la playa de La Arena y la ría de Ajo. Empezamos a andar por el típico sendero que bordea la costa. Superamos una valla ganadera gracias a una escalera a tal efecto desde este punto tenemos una señalización algo parca. Vamos ganando altura con vistas a la punta cueva Colina. Una derivación permite bajar a la misma, donde existe un punto de observación de aves marinas.

Con un poco de esfuerzo llegamos Coto Aro ,a mts, con unas excepcionales vistas de buena parte de la costa: Llega a intuirse Santander y su faro; y hacia el este unos profundos acantilados. También podemos vislumbrar algunos de los principales relieves del interior de Cantabria.

Continuamos por sendero llegamos a la vera de los acantilados indicados. El sendero se trasforma por unos momentos en un camino pero justo cuando gira hacia el interior y asciende bruscamente encontramos a la izquierda la continuación del sendero. Empezamos a ascender de nuevo hacia la punta de cabo Quejo , donde existen los restos de una edificación.


  • .
  • !
  • hombres solteros sevilla;
  • colombianas en madrid.
  • peliculas de sexo gratis.

Se ve desde aquí un buen tramo de la costa Oriental que antes no veíamos: Montes Buciero y Candina, costa de Noja etc. Puerto Calderón también me gustó, para cruzar tienes que atravesar los bloques de piedra que hay por abajo, un día que se me hizo de noche intenté salir por arriba y las pasé putas.

Prepara tu viaje

Para hacer con marea baja, puedes recorrer las dos playas y el tramo de acantilado creo que tenía bastante lapiaz. San Vicente: Desde ahí hay unos bajíos entretenidos de andar. De ahí vamos a las ensenadas de Fuentes y Berellín Prellezo , que son guapísimas, aunque recuerdo que la subida desde Berellín hacia el Oeste estaba muy cerrada, es mejor subir por la carretera.

Toda esa zona hasta Pechón también promete mucho, aunque parece bastante entretenida si vas por la costa.

Conoce Cantabria

El Aila es un arenal de marea baja, y que tiene bastantes bajíos con mucha vida. La bajada no es buena, pero merece la pena.

Abajo hay cuevas, formaciones rocosas muy bonitas y a nivel piedras debe ser importante porque a veces he coincidido con gente interesada en minerales que venían a taladrar. Encima, en marea baja se ven los restos del proyecto maldito del Puerto de la Soledad. Lo dicho, tiene su dificultad, pero merece la pena. Otro lugar que me encanta son los acantilados de Llaranza, entre Langre y Loredo.

Tres paseos de mar y montaña en Cantabria

Una vez abajo podemos seguir la línea de acantilado hacia Loredo, que hay mil pozas, y el intermareal es de lo mejor de Cantabria. En marea baja, aunque haga un mar de mil demonios, se quedan unas piscinas naturales espectaculares, mientras rompen ves olas de muchos metros al otro lado, y ves las islas de Santa Marina y Mouro. En fin, impagable.

De los sitios que me comentas: Y para rutas da mucho de sí, sobre todo con Candina y Liendo que tiene historia y senderos a tope. Vas en verano y te dan ganas de lanzar una bomba atómica. Lo de Pedrosa me lo apunto que nunca he estado y pinta bien. Ganas dan de cogerse una hinchable y cruzar a nado, aunque lo mismo es peor, que recuerdo la de espumilla química que solía haber por la zona.

Me comenta gente que anda saneado y que hasta se ven cangrejos, pero no sé yo De vaguedades nada, que me has dado bastantes ideas, me has hecho recordar sitios. Es una de las cosas que tengo clavadas Si te gustan los bajíos échale un ojo a la playuca de Liñera en San Vicente , y de ahí al Oeste, a mí me sorprendió mucho. A toro pasado, habiendo completado todos los tramos de costa, vuelvo a releer la idea original y se confirma lo que pensaba: El proyecto del GRL sigue siendo, a día de hoy, un proyecto.

Por estas zonas se puede avanzar disfrutando verdaderamente de la línea de costa, sin miedo a acabar entrampado. En otros muchos puntos tendremos que dar rodeos o ponernos en relativo peligro.

Senderismo en Costa de Cantabria

En cuanto a la planificación, tomando esos atajos se puede completar la costa sin problemas en días. El cómo hacerlo ya es para gustos. Haciendo bueno puede ser tan sencillo como llevarse un saco y dormir en la playa, o ir buscando alojamiento playero, que hay mucho pues se pasa por muchos pueblos y ciudades de costa.


  • .
  • Tres paseos de mar y montaña en Cantabria | El Correo.
  • Costa Quebrada – Wild Panda?
  • .
  • Exilio en Cantabria: Ruta de senderismo: costa de Arnuero;
  • citas web caja costarricense seguro social?
  • Senderismo en Costa de Cantabria - las mejores rutas de senderismo | minube.

Esto facilita también el ir ligeros y aprovisionarse de agua o comida a lo largo del día. De esta manera se han sacrificado visitas a algunas calas, puntas y faros, que hubieran alargado en exceso las etapas entre ir y venir, y que bien pueden servir de excusa para excursiones "de detalle".

GRL (Gran Recorrido Litoral): Cantabria por la costa

La idea ha sido andar costa y no meterse en 10 callejones sin salida cada día, o tener que hacer el cabra. Cierres, marismas, carreteras, urbanizaciones, acantilados sin paso Espero que los posts que describen las etapas os animen a conocer o a volver a patear nuestra costa. Y espero también que encontréis soluciones mejores a ciertos tramos que no han quedado nada resultones.

Esto puede evitarse cruzando la ría si hay marea baja desde Islares, y encima refrescamos los pies. Existiendo un servicio de barcos http: El aliciente principal resulta el paseo por la playa de Laredo y sus excelentes vistas. La historia muestra que las mejores fronteras son siempre las naturales, el río da Fraga marca los límites de Moaña y de Meira, pa.

Increíble lugar para pasar un fin de semana. Sitio tranquilo, relax total. Las cabañas impresionantes. Para repe. Este sitio esta al lado de la carballeira de caldas de reis, justo ppr donde pasa el río Umia. Desde Mataleñas al Sardinero, un camino lleno de vida, colores, aire fresco, agua salada y unos paisajes inolvidables. Un sitio precioso, con unas rutas de senderismo en las que se pueden ver unas vistas impresionantes.