Fenix de los ingenios

Lope de Vega

Dura necesidad, madre afrentosa de la vergüenza y vil atrevimiento, oscuridad del claro entendimiento tal vez en los peligros ingeniosa;. No sabe qué es amor quien no te ama, celestial hermosura, esposo bello, tu cabeza es de oro, y tu cabello como el cogollo que la palma enrama. Tu boca como lirio, que derrama licor al alba, de marfil tu cuello; tu mano en torno y en su palma el sello que el alma por disfraz jacintos llama.

Hay un comentario

Mas si del tiempo que perdí me ofendo, tal prisa me daré, que aun hora amando venza los años que pasé fingiendo. Noche fabricadora de embelecos, loca, imaginativa, quimerista, que muestras al que en ti su bien conquista, los montes llanos y los mares secos;.

Entrevista a “El fénix de los ingenios”. | Bitácora Isbilya

Que vele o duerma, media vida es tuya; si velo, te lo pago con el día, y si duermo, no siento lo que vivo. Jueves, abril 11, Home Nosotros Contacto. Proyectorazo en paratodestode: Gabriel López Santiso en el Borges. Aquí la rosa de la boca estuvo, marchita ya con tan helados besos, aquí los ojos de esmeralda impresos, color que tantas almas entretuvo.

Lope de Vega, el Fénix de los ingenios

Aquí la estimativa en que tenía el principio de todo el movimiento, aquí de las potencias la armonía. Deseando estar dentro de vos propia, Lucinda, para ver si soy querido, miré ese rostro que del cielo ha sido con estrellas y sol natural copia;. Ya cerca de morir dije: Y aunque la fe, el amor y la esperanza a la lengua pusieron osadía, acordéme que fue por culpa mía y quisiera de mí tomar venganza. Hablé, lloré y entré por aquel lado, porque no tiene Dios puerta cerrada al corazón contrito y humillado.

Yo me muero de amor, que no sabía, aunque diestro en amar cosas del suelo, que no pensaba yo que amor del cielo con tal rigor las almas encendía. Mas yo os prometo agora de pagaros con mil siglos de amor cualquiera instante que por amarme a mí dejé de amaros.

Si Cervantes fue hombre discreto y moderado, Lope fue hombre de grandes pasiones, eso sí, siempre positivas. Murió en Madrid es una constante en su obra, lo que le ayudó en gran medida a ser amado por la inmensa mayoría de la población, rica o pobre, noble o plebeya, de la Villa y Corte. Lope de Vega y Madrid se amaron profundamente, el uno a la otra y la otra al uno.

Incluso en las contadas veces en que Lope critica o amonesta a su ciudad, lo hace con cariño. La familia era modesta pero no pobre. Estudió con los jesuitas sus primeras letras, de formación humanista y aprendió latín.


  • tips para ligar!
  • el picoteo de plaza nueva!
  • Lope de Vega y Carpio, el “Fénix de los Ingenios”?

En cuanto Lope veía una falda, se trastornaba y enamoraba locamente. A sus primeras mujeres estables las integra en su obra con los nombres de Filis y Belisa.

Menú de navegación

Belisa es Isabel de Urbina, con quien se casa tras raptarla. Digo yo que si la rapta es porque ella se dejó. Es de las pocas veces que abandona Madrid para instalarse temporalmente en Valencia y alba de Tormes, siguiendo al duque de alba, su patrón en aquella época.