Opiniones de meetic

Y me envian la conversación por la que me dan de baja, una conversación ajena a mi, y les digo que que tiene que ver conmigo eso y encima me tratan como si fuera una tal por la conversación la cual ni he mantenido. Es una verguenza. Muy fea política de atención al cliente en caso de reembolso. Porque para cobrar tardan segundos, pero para devolver Me dicen que no depende de ellos, entonces acaso no tienen el control del dinero?

Para suavizarlo me cuentan que puede tardar menos, pero cuanto? Y porqué? A esto, solo silencio. El caso es que compré un bono de 6 meses y cuando veo las personas que estaban interesadas en mi perfil, casi todas eran perfiles sin foto y las que si tenían foto de perfil eran muy desagradables de ver. Vamos un despropósito de compra. Conozca a sus clientes. Reclame el perfil de su empresa ahora mismo. Era mi primer encuentro internetero. Tenía yo un fallo: Luego descubrí que era por un aftershave basura marca Gillette.

Ocurrió que, aunque estaba muy nervioso, me llamó ella antes al móvil y hablé muy tranquilo. Luego me encontré con ella y seguí bastante tranquilo. Tenía un rostro blanco, de ojos verdes, bellísimo. No pongo su foto para que no se pueda identificar. Su cuerpecito estaba delgado y con todas las cosas en su sitio.

24 • Muy malo

Yo creo que puse cara de pajillero, ahí con mis granos en la cara. Estuvimos unas dos horas charlando en un bar. Me preguntó un montón de cosas. Era desconfiada y parecía querer encontrar el fallo, creo que estaba obsesionada con que los tíos de internet tienen siempre alguna sociopatía oculta. La verdad es que no era tan inteligente como guapa.

Seis meses en okicowagezag.tk

Paseamos luego un rato y ya la llevé al piso de una amiga, donde se quedaba a dormir. En un momento dado me dijo: Tuvimos una pequeña discusión que ella magnificó, supongo que para quitarse el muerto de encima y que la culpa recayese en mí. Era muy buena estratega, ahora que lo pienso. No era valenciana, había nacido en Pucela. De vez en cuando la saludaba con cierta desgana. Al cabo de unos meses me contó que había conocido a uno de Zaragoza, que iba a verla a Elche, que la llamaba todos los días por teléfono y que le pagaba incluso el avión para ir a verlo a él.

Decía que se había enamorado profundamente. Yo entonces relacioné: Capricornio, familia vallisoletana venida a menos, profundas ambiciones Cuando vio la pasta el chochito se hizo agua de limón. Yo ahí ya la borré del messenger y a otra cosa.

Mujer 2: Cogí el coche y me planté en Alicante, en la Avenida Maisonnave. Me la encontré y era claramente peor que en las fotos. Era licenciada en Bellas Artes y se ve que supo embellecerse, no sé si con Photoshop o con efectos de luz. La cuestión es que al primer golpe ya me arrepentí de haberme precipitado.

Iba vestida como una prostituta y hablaba como un loro. No entendía casi lo que me decía. Me estuvo contando que tenía un amante que ya lo dejaría si una relación prosperaba , que se llevaba fatal con su hermana, que había intentado entrar en la Secundaria, que vivía sola en un piso. Creo que su familia era de dinero. Era de signo Géminis y se notaba que era confiada y con sentido del humor. En este tipo de encuentros, el tema de los bolsos es importante: Si alguna mujer de las que leen esto tiene este tipo de citas, le aconsejo que directamente vaya sin bolso o que se disponga a no mear en toda la noche.

Fuimos durante horas de bareto en bareto, en la zona llamada El Barrio, en Alicante. Luego pasamos a la playa de San Juan. Ella quería bailar y yo le seguí un poco pero pronto me sentí ridículo. Mis tiempos de baile han pasado ya. Entonces entendí lo que ocurrió en la cita anterior, aunque a la inversa.

Mujer 3: Seguía yo en mi estrategia de quedar pronto, sin chatear largamente. Localicé a una de la edad que me gustaba , soltera sin hijos, en Benidorm. Esto era ya por el mes de octubre, justo cuando me trasladé aquí. Quedamos en la playa de Poniente y las cosas fueron extremadamente bien. Era de signo Libra, mi preferido. Muy tranquila, muy agradable, con sentido del humor, sin atisbo de mezquindad.

No era muy guapa, pero tenía un cuerpo que me encantaba: Era camarera y frecuentaba el gimnasio. Ese mismo día improvisamos y nos fuimos a cenar por ahí. Allí comiendo ya me sacó el tema de los pisos y las ganas que tenía de comprarse uno. Yo le dije que un piso no compraba ni de coña y no puso muy buena cara.

Todo fue como acelerado, parecía que los dos teníamos ganas de dejar de buscar. Esto ahora pienso que fue un error. Después de tres semanas, de haber hecho viajecitos, haber dormido juntos en mi piso, habernos visto todos los días, de repente desapareció. Creo que había algo que yo había dicho que no le gustaba, pero en realidad se notaban las secuelas de los fiascos anteriores. También creo que al no ver pisito en el horizonte decidió renovar los caladeros.

Antes de eso, me contó algunas cosas extrañas. Resulta que había un ex novio que la dejó de repente para irse con una ex a la que había dejado embarazada.

їRegistrarse en Meetic es gratis?

Pero contaba que ese ex le había conseguido el trabajo que tenía y que "lo veía todos los días". Mujer 4: Ya los signos de cansancio iban haciendo mella. No tenía ganas de largos chateos, no tenía ganas de gastarme el dinero en restaurantes sin saber si la tía me iba a gustar. Tenía ganas de descansar un tiempo. Pero conocí a una que era de signo Libra y pensé que era un valor seguro.

Mi experiencia en meetic

Hablé con ella por teléfono una tarde y quedamos en Campello un domingo por la noche. Era de esas que parecen guapas pero que en realidad no lo son. Tenía los pechos muy redondos, demasiado redondos, con estrías, claramente operados. Me dijo que yo era totalmente lo contrario de lo que parecía en la foto. Económicamente estaba también saneada, vivía sola en un piso que le habían comprado sus padres.

Me imaginaba alguna paellita por las montañas, largas conversaciones dentro del coche. Se presentó con una amiga flaca y renegrida. El pelo creo que no se lo había lavado. La amiga iba fumando y en lugar de utilizar el cenicero tiraba la ceniza por la ventana delantera, el viento la volvía a meter por la trasera y acababa en mi camisa.

Esa seguro que no era Libra. Había también quien tocaba la flauta de madera y el caramillo. Allí estaba el grupo de amigas de la chica esta. No se negó y ahí fue cuando pudimos estar solos. La tensión se podía cortar con un cuchillo. Le dije que ni me gustaban los grupitos, ni los moros, ni los colombianos, ni los negros. Buenas, yo he estado en Badoo y ahora en Adopta un tío.

Otras pбginas de web in esta categorнa 'Webs de citas'

Yo lo suelo recomendar mucho. He llegado a quedar con bastantes chicos y lo he pasado bien con alguno que otro. Por supuesto no todo ha sido bueno, no todo el monte es orégano. Hay que tomarlo don filosofía. Pero es una buena opción. Es difícil conocer gente bien cuando sales por ahí. Yo tras mi experiencia he aprendido a filtrar por mi misma e ir cogiendo intuición. Si que es verdad es que ellos no se lo suelen curran demasiado, muchas veces ni rellenan su propio perfil.

Creo que lo mejor es encontrar el termino medio. Luego también es importante en mi opinión la sencillez y sinceridad. Esta muy bien que haya algo de tonteo y comentarios picaros para darle un poco de vidilla. Pero no pasarse, porque hay que tener en cuenta que ellos se suelen excitar con poco. No es un ataque ni una critica hacia ellos, pero es lo que he podido ir viendo. Si no hay feeling no pasa nada, no es un drama. Te tomas la copa y cada uno a su casa. Puede que hayas ganado a un amigo… No lo digo por decir, yo tengo amigos ahora que son de quedar por web.

En fin, como digo lo mejor para estas cosas es dejarse llevar y no comerse mucho la cabeza. Las cosas la mayoría de las veces son mas sencillas de lo que parecen. En meetic conocí hace dos años al que es ahora mi exnovio estuve con el año y medio. Es un tío genial, seguimos siendo grandes amigos y aunque lo nuestro como pareja parece ser que no tenía futuro, es una persona MUY interesante y me siento muy afortunada de conocerle y tenerle en mi vida.

Absolutamente de auerdo.